Profesores Padres Niños
PERIODO DE ADAPTACIÓN

La adaptación del niño a la escuela infantil es uno de los momentos más significativos del período escolar. Desde el punto de vista pedagógico, los primeros días del niño en la escuela van a ser determinantes en su posterior actitud dentro del aula, en las relaciones sociales y en la forma de asimilar los aprendizajes.

El ingreso en la escuela infantil supone un conflicto emocional para el niño porque se trata de un cambio muy importante en su vida. Implica la salida del entorno familiar, donde ocupa un papel determinado y donde conoce el espacio, que le da seguridad y protección. Su rol varía en la nueva situación que afronta, ya que pasa a ser miembro de un grupo de iguales. También cambian su entorno, el espacio y los adultos con los que interacciona. Su mundo social va a ampliarse y va a experimentar cambios en la higiene, en la alimentación y en el sueño.

Los objetivos para el niño en el período de adaptación son:

  • Aceptar el nuevo espacio y ser capaz de moverse libremente en él.
  • Explorar el nuevo material.
  • Adaptarse a las rutinas.
  • Comprender y recordar las normas y pautas que el educador establece.
  • Entablar vínculos de afectividad con el educador y los demás niños.
  • Adaptarse progresivamente a la separación de sus padres.

Podemos considerar que un niño está adaptado cuando es capaz de relacionarse con sus compañeros y con los adultos del centro, cuando expresa sin miedo sus afectos, comunica sus experiencias, muestra una conducta relajada, no espera con ansiedad que vengan a buscarle y utiliza con autonomía el espacio del aula y de las dependencias escolares.

© SM | Aviso Legal | Política de privacidad | Grupo SM